Cuidados de la Rosa Eterna

Acabas de comprar tus rosas preservadas y ya estás preguntándote cómo las puedes cuidar para que duren el máximo tiempo ¿Verdad? Es normal y de hecho te agradecemos que las cuides, porque aunque no lo creas les cogemos cariño 🙂

cuidados de la rosa eterna
¡Descubre cómo cuidar tu rosa eterna para que no le pase nada!

¿Qué cuidados necesita una rosa eterna?

Pues la verdad es que poquita cosa, cuidarlas va a ser muy sencillo para ti pero si es cierto que deberás cumplir con un par de precauciones. No obstante lo primero es decirte que no debes preocuparte ya que las flores eternas no tienen demasiada necesidad de cariño, aquí te dejamos un par de apuntes:

  1. Procura que tus flores preservadas no reciban luz directa del sol
  2. No riegues tus flores preservadas
  3. Evita la humedad en tus flores
  4. Si tienes más de un color procura que no se toquen, ya que podría hacer que se mezclaran colores

Como ves, los cuidados de las rosas eternas son muy básicos y de sentido común. Cabe decir que estas flores suelen aguantar mucho tiempo en un perfecto estado, pero este tipo de exposiciones pueden hacer que pierdan color o incluso que pierdan ese aspecto tan vivo.

¿Y el resto de flores preservadas necesitan algún tipo de cuidado?

Con las flores preservadas sucede exactamente lo mismo, no deberás preocuparte por ellas en absoluto. Simplemente sigue las indicaciones que te hemos dado para el cuidado de las rosas y listo.

En este caso si ves que tienen polvo o suciedad, te recomendamos que de vez en cuando las soples para poder eliminar el más mínimo de polvo. Como sabes son rosas que no se marchitan así que ¡Deja de preocuparte y disfruta de sus bonitos colores y acabados!

Si sigues estos puntos te aseguramos que la rosa convivirá contigo durante mucho tiempo ¡Nos vemos en el siguiente post!

Cuidados de la Rosa Eterna
4.4 (88.89%) 9 votes